El Ibex se esfuerza en eludir las presiones derivadas de una nueva rebaja de ráting