Para triunfar en el mercado Forex, los inversores deben aceptar algunas limitaciones

 

Comerciar con divisas extranjeras precisa habilidades, una personalidad adecuada y paciencia, por nombrar algunos de los aspectos necesarios. Pero un inversor también debe aceptar la forma en la que encaja en el mercado y qué limitaciones existen que le pueden afectar a sus capacidades. Una vez acepte esto, el reto será saber cómo operar con estas limitaciones para sobrevivir y prosperar.

Para comenzar, tu competencia es muy numerosa. Los bancos y los fondos de cobertura tienen muchos recursos, mucho personal y años de experiencia en lo que hacen. Tienen acceso a más y mejor información que tú y personal de investigación para que todo tenga sentido rápidamente. En este contexto, nunca esperes anticiparte al mercado teniendo información básica. Si te sale bien el primer intento, es más probable que sea por pura casualidad y no por tus habilidades. Invierte el tiempo buscando oportunidades en las que sepas que tu plan de inversión dará resultados.

Hay algo bueno en tener tantos inversores en el mercado y tan bien informados. No se pondrán de acuerdo en sus interpretaciones. Cometerán errores. Habrá distintas opiniones en las expectativas estadísticas. Estas diferencias causan volatilidad, y el mercado de divisas no existiría sin la volatilidad que crean estos expertos bien financiados. En la vida de un inversor hay especulación. El 70% de los inversores está a favor de subirse al tren de una tendencia clara y luego seguir en ella lo que valga la pena. Aprender a aceptar lo que te ofrece el mercado es otro principio básico.

Tener habilidades para el análisis técnico es imprescindible, incluso si no te encuentras cómodo con los métodos analíticos. El hecho básico consiste en que la preponderancia de inversores, banqueros, fondos de cobertura o “cajas negras”, y de cualquier “robot” de inversión, están conseguidos o programados para reconocer todos los posibles patrones técnicos o sistemas de alerta que se puedan imaginar. Si no ves lo inevitable ante ti y comprendes los movimientos de alta probabilidad que se esperan, estarás tentando a la suerte en todo momento para sobrepujar. Aprende a encontrar los patrones y las líneas Fib de apoyo y resistencia, y sigue algunos indicadores solo para saber lo que están viendo los demás.

Los mercados Forex son volátiles. Los funcionarios de los gobiernos se sorprendieron por el tamaño y la constancia de las fluctuaciones en los mercados de divisas tras las restricciones que se llevaron a cabo en los 70. En aquella época, nadie lo entendía, y ahora tampoco se puede explicar, pero se trata de la volatilidad. Si el impulso va en una dirección, harán falta tiempo y fuerzas para cambiar de dirección. Si los mercados se estancan, debes aceptar que el impulso sea secundario, lejos de poder ser visto, y que habrá un inminente punto de ruptura. No tiene sentido quedarse quieto esperando a que se rompa la tendencia. Sigue la corriente y espera. Cuando se acerque el torrente, súbete a él. No es necesario entrar y salir en los momentos perfectos para ser un ganador.

Por último, acepta que perder operaciones es “normal”. Sí, tendrás una buena racha de vez en cuando, pero las malas rachas también son comunes, a veces durante meses. Las técnicas prudentes para gestionar el dinero que limite las posiciones del 2% al 3% te mantendrán en el juego. Tus “paradas” harán que dejes de ser un perdedor, la marca de un inversor eficaz. Ten paciencia y disciplina en tu intento.

El mercado Forex entraña muchos riesgos y dificultades, pero aceptar sus limitaciones y actuar en consecuencia puede proporcionarte el camino hacia el éxito si te pegas a él.

Dejar un comentario