in

Análisis de bolsa en el SP500 de Wall Street

A continuación realizare un análisis de lo más relevante ocurrido en Wall Street y en el SP500 esta semana.

Como podemos ver en el gráfico, el SP500 cerró la semana en 2372.6, lo que representa un retroceso de un 1.7%. Esto es insignificante si lo comparamos con las subidas que viene mostrando desde principios de noviembre del año pasado. Es por esta razón que el SP500 y el mercado en general que se encuentra en una posición en la que dificulta al especulador, ya que debería producirse un retroceso importante, pero este continúa subiendo y alcanzando nuevos máximos históricos.

Si bien se produjo un retroceso la semana pasada, no se puede considerar como el comienzo de una fase correctiva; pero si es una muestra de que la tendencia se está debilitando. Un ejemplo concreto es la poca reacción que tuvo el mercado al publicarse el reporte de empleos el pasado viernes (el desempleo bajo de 4.8% a 4.7%), el SP500 solamente abrió con un pequeño gap y cerro prácticamente en el mismo lugar donde abrió, el resto de los índices en Wall Street tuvieron un similar comportamiento.

Con respecto a la volatilidad en el SP500 está aumentando (aumentó 3 puntos en la semana, cerrando en 10%); en la sesión del jueves alcanzo el soporte de 2350. La perforación de este soporte, con un aumento de la volatilidad significativo podría desencadenar una oleada vendedora, llevando al SP500 hasta el soporte en 2300, el cual sería el primer objetivo. El MACD, como casi todos los indicadores se encuentra extremadamente sobrecomprado, pero la semana pasada la línea rápida corto a la lenta en la zona de sobre compra; a su vez el ADX perdió pendiente y el d+ se colocó por debajo del d-. Esto lo podríamos interpretar también como una señal de pérdida de fuerza en la tendencia.

Por otra parte, el miércoles tendrá lugar una reunión del FOMC en la que se espera una suba en las tasas de interés (según la FED watchtool, hay un 93% de probabilidad de que suban las tasas). Esta decisión de ser así, impactaría negativamente sobre las bolsas. No se esperaría una caída violenta, ya que esta alta probabilidad la conocemos todos, por lo que ya se ha ido descontando, o lo descontaran en los primeros días de la semana.

El VIX (índice de volatilidad del SP500) continúa oscilando sin ninguna novedad, cerró en 11.6. Entre los sectores del SP500, se puede destacar como más débil al de energía, y como más fuerte al de tecnologías.

El Russel 2000 (índice de pequeñas capitalizaciones) mostró gran debilidad al no poder mantener su máximo histórico y volver al canal en que estaba oscilando desde el 7 de diciembre del año pasado.

En conclusión, en el muy corto plazo mantendremos una predisposición alcista, pero estando muy atentos, ya que se está por desencadenar un fuerte movimiento a la baja. Y de perforar el 2345, que es el movimiento esperado, la caída podría ser aún mayor.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

84 + = 89

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Que son y como funcionan manos fuertes y manos débiles del mercado

Análisis semanal de bolsa en el S&P 500 de Wall Street